Veinticinco años en Egipto. Volumen IX

Nunca he querido plasmar en las fotos la pobreza y menos la tristeza, es la alegría de vivir de su gente lo que verdaderamente te da animos
Se casan muy jovenes y tienen muchos hijos
La placidez del descanso
Abuela y su nieto, todos los niños se parecen de pequeños
Todas las madres y abuelas me enseñaban a sus hijos y nietos. Esta es una abuela de religión copta..¡Qué orgullo!

~ por Antonio Sanchez-Barriga en 13 junio 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: